Un viaje en el tiempo a traves del cine…

¡Hemos terminado una semana muy  intensa en Matadero!

Durante el fin de semana, participamos en el festival de cine Rizoma. Nuestro taller, convocado un poco in extremis, logró reunir a un grupo de chavales muy especiales, dispuestos a todo con tal de hacer una película exprés.


Siempre digo que esta actividad es un poco suicida: inventarnos, rodar y montar una historia en cuatro horas, con un equipo artístico y técnico infantil que acaba de conocerse y que no tiene conocimientos sobre cine… es una apuesta bastante arriesgada. ¡Y nuestro compromiso a toda costa!

Pero eso es precisamente lo que hace estos talleres tan especiales. Cuando ves la ilusión, la creatividad y el talento de los niños, todo el esfuerzo y todos los nervios merecen la pena. Ellos asumen tus premisas, proponen sorprendentes giros de guión, se atreven con escenas difíciles de rodar, tiran de imaginación para encontrar el vestuario y la escenografía… Y, al final, conseguimos una película. Una gran película. Esperamos que os guste.